Diez lecciones financieras de un gestor de activos

Diez lecciones financieras de un gestor de activos

Diez cosas que he aprendido en los últimos años como gestor de riqueza personal que también sirven como lecciones para los inversionistas.

1. Todo el mundo ama a la volatilidad cuando la volatilidad va para arriba. Es cuando todo cae fuera de control que uno descubre su verdadera tolerancia como inversionista.

2. La gran mayoría de los contribuyentes siguen prefiriendo las devoluciones de impuestos antes que el pago, para muchos contribuyentes insultante —no importa cuán grande o cuán pequeña sea la suma—, que vence cada 15 de abril ante el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos (IRS, por su sigla en inglés). Me disgusta leer consejos sobre cómo aumentar exenciones para reducir la retención impositiva y no darle al IRS un préstamo sin intereses. Eso seguramente es una noble causa. Pero, ¿qué pasa si su proyección de impuestos no es tan precisa o si sucede algo inesperado (por ejemplo, que usted obtenga un mayor dividendo de sus fondos de inversión, o mayores distribuciones o ganancias de capital) que arruine su plan y usted termina pagando mucho más, a veces con intereses y multas? Es fácil perder mucho tratando de evitar darle al IRS un préstamo sin intereses. No se arriesgue y obtenga un reembolso pequeño; no es que se esté perdiendo de ganar mucho en intereses por estos días. Recibir un reembolso mayor también es bueno si usted tiene problemas para ahorrar con un propósito específico. No es recomendable, pero la verdad es que este pequeño acto de ahorro forzoso funciona para muchas personas.

3. La próxima vez que lea un estudio o encuesta, vea quién lo patrocina. Por lo general son fondos de inversión o compañías de seguros, cuyo negocio es asustarlo para que usted compre lo que ellos venden. Así que mantenga una mente abierta en todo momento y considere la fuente.

4. Si usted me dice qué día va a morir y puede predecir con precisión los rendimientos de las inversiones de cara al futuro junto con todos los ingresos y salidas de efectivo de su cartera, le presentaré el mejor plan financiero que jamás haya visto. Si usted no me puede dar esa información precisa, lo único que puedo darle es un plan general que maximice la probabilidad de llegar adónde usted quiera llegar. Siga un plan general, mantenga la flexibilidad y continúe tomando buenas decisiones, y las cosas saldrán bien. Los seres humanos somos criaturas con capacidad de adaptarnos a los cambios.

5. El robo de identidad fiscal y las estafas al IRS están fuera de control. ¿Podemos conseguir que alguien en Washington, se concentre en esto, tal vez incluso un zar del tema? Todavía no he logrado sobreponerme a lo que presencié en un seminario de impuestos hace unos meses. Un colega había grabado la llamada de un estafador reclamándole el pago de “impuestos atrasados”, y la reprodujo para nosotros. La soltura y audacia de esta persona eran increíbles; entiendo cómo gente desprevenida puede caer fácilmente en la trampa. Cuando mandamos al IRS declaraciones de impuestos de forma electrónica en nombre de nuestros clientes, rogamos que no sean rechazadas, porque en general significa que un estafador ya ha usado el número de seguro social para presentar una declaración. Un consejo: mande su declaración de impuestos temprano.

6. ¿Está pensando en casarse de nuevo? ¡Enhorabuena! Ahora bien, consiga un acuerdo prenupcial. Por favor. Sin excusas. Todos los que se vuelven a casar deberían incluir un acuerdo prenupcial en sus planes de boda.

7. No, el consejo que le dieron no fue gratis. Es probable que ya haya pagado por él y que no se lo hayan dicho, o no pueda verlo porque es poco transparente. Usted debe saber cuánto le cuesta cada vez que una persona de servicios financieros lo asesora (o le vende algo).

8. En el año 2015 todos los que aconsejamos sobre cuestiones financieras todavía no están obligados legalmente a ajustarse a un estándar fiduciario que ponga los intereses de los clientes en primer lugar. Se han realizado infinitos estudios y todavía no hay una regulación; cada vez nos aproximamos un poco más a ese momento, pero nunca llega. Los asesores financieros deberíamos estar sujetos a un estándar fiduciario y nuestra compensación debería ser completamente transparente. Los inversionistas deberían exigirlo en todo momento. Pida a su asesor que firme un juramento fiduciario; si él o ella se niega, usted debería reconsiderar trabajar con esa persona.

9. Aún me sorprende ver cuánta gente no participa en los planes de retiro 401(k) de sus empresas. De los que están participando, pocos aportan la cantidad que les da derecho a la correspondiente plena contribución del empleador. Aún menos contribuyen el máximo permitido (US$18.000 y US$6.000 adicionales para las personas mayores de 50 años). Tanto dinero gratis en fondos de adecuación y ahorro de impuestos se deja así sobre la mesa. Por otro lado, algunos de los 401(k) más pequeños tienen opciones de inversión que son horribles. Esperemos que la última iniciativa del Departamento de Trabajo traiga una mejora que conduzca a un mejor asesoramiento para los participantes y mayores tasas de participación.

10. Trate de explicar el impuesto mínimo alternativo (AMT, por sus siglas en inglés) a los contribuyentes que lo enfrentan por primera vez. De hecho, muchos ni siquiera han oído hablar de este impuesto misterioso. Por lo general golpea primero a los contribuyentes que ganan más de US$200.000 al año; una vez que usted recibe esta citación, espere seguir recibiéndola por un tiempo. Es imperativo hacer algo de planificación fiscal con antelación para evitar sorpresas.

Fuente:

Diez lecciones financieras de un gestor de activos

http://lat.wsj.com

Dejar una respuesta

dos × dos =