Steve Jobs se ha convertido en un icono del emprendimiento marcando un antes y después en la historia de la industria tecnológica mundial y es que gracias a sus estrategias innovadoras en Apple, cambio drásticamente las reglas de juego de varias industrias, donde se observaron estrategias como:

Hacer lo que te apasiona.

“La única forma de hacer bien un trabajo es amando lo que haces”. Si todavía no lo has encontrado, sigue buscando.

Seguir tu intuición.

Haz las cosas que te gustan, aunque de momento no sepas por qué te atraen. No te cortes las alas: Sigue tu intuición.

Investigar, observar y aprender.

Conoce el mercado en el que te quieres mover, detecta la competencia, investígala y aprende de ella.

Fichar a los mejores.

La seleccion de tu equipo de trabajo es muy importante. Recluta a los mejores, forma un buen grupo humano en donde cada uno aporte lo suyo.

Arriegar por tu idea.

“Ser el hombre más rico del comenterio no es lo importante. Ir a la cama por la noche sintiendo que has hecho algo maravilloso, ESO es lo importante.”

Seducir a tus trabajadores y socios.

carismático, contagia tu entusiasmo con tus trabajadores e incentívalos antes de castigarlos.

Mantener una plantilla reducida y una relación cercana con tus empleados

Ten una relación cercana con tus empleados, házlos sentir parte del proyecto y se comprometerán con los resultados.

La calidad como religión.

Hacer un trabajo de calidad es fundamental para el desarrollo de una idea: No puedes dejar las cosas a medias, conformarte con “lo que hay”. Aspira a más, pero sin detenerte.

Aprender del fracaso.

“A veces cuando innovas, cometes errores. Es mejor admitirlos rápidamente, y seguir adelante apostando por tus otras innovaciones

El momento es ahora.

Es importante comprender que las condiciones para emprender nunca serán 100% favorables: El momento perfecto es ahora. Hay que arriesgar e intentar.