3 lecciones de oro por LeBron James

LeBron James es la estrella indiscutida de la NBA, y un imán para las marcas. No sólo eso: además de super campeón, ahora luce como “buen muchacho”. Todo listo para ir detrás de la mayor leyenda (en la cancha y en el marketing) del básquet mundial.

King James ocupa el puesto 4 del Ranking de deportistas que más dinero ganan de Forbes, con un total de US$ 58.9 millones, de los cuales US$ 42 millones corresponden a contratos por patrocinios y esponsoreo.

Se trata de un deportista increíble, con todos los condimentos para convertirse en una gran estrella (más grande aún).

James trasciende la NBA dentro y fuera de la cancha. Es un personaje con luz propia y, así, las comparaciones con el rey Michael Jordan son inevitables.

Algunas de las marcas que apuestan por LeBron son: Nike, Coca-Cola, McDonald’s, Samsung, Dunkin Donuts, Beats, entre otras.


LeBron James


3 lecciones del líder

1- No hay que dejarse paralizar por las opiniones de los demás

LeBron debe soportar la carga de las expectativas que se depositan sobre él, además del deseo de muchos que quisieran verlo fracasar.

Para mantener un nivel alto de rendimiento con tal presión, se requiere de una gran fortaleza mental, una imperturbable concentración… y un filtro psicológico.

2- Nunca hay que rendirse, nunca

Durante el cuarto tiempo del juego 6, en el cual los Spurs parecían tener una ventaja insuperable, el desempeño de LeBron fue el mejor de toda la ronda. Prácticamente llevó de la mano a su equipo hacia la victoria, cuando lo más fácil y natural hubiera sido darse por vencido.

3- Es tarea de todos

En los deportes de equipo como en los negocios, no se pueden alcanzar grandes logros sin confiar en los demás. Aunque en ocasiones LeBron ha sabido remontar partidos en forma individual cuando era absolutamente necesario, su primer impulso siempre ha sido involucrar a sus compañeros.

Fuente: Forbes Argentina