¿Dónde está el secreto innovador?

¿Dónde está el secreto innovador?

Innovar es la ciencia de pensar como niño y ejecutar como adulto. ¿Por qué esta afirmación?

Hagan el siguiente experimento: dibujen un garabato o cualquier cosa en una hoja y muéstrensela a un niño. Él verá mil figuras que componen ese dibujo. Pero la cosa cambia cuando ese mismo dibujo se le muestra a una persona adulta. Ésta verá una sola figura. Pero no es que ser adultos nos vuelvas menos inteligentes, lo que sucede es que con el paso del tiempo nos convertimos en seres más racionales y la capacidad de pensamiento creativo disminuye. Es por esto que debemos entrenar nuestra mente, incentivarla a que divague y permitirle que haga mil conjeturas para lograr resultados innovadores. Aquí tres recomendaciones que tienen como finalidad ayudar a crear nuevas conexiones creativas.

  1. No leas siempre los mismos temas y desenfócate de vez en cuando. Trata de leer temas que brinden experiencias nuevas y aporten nuevos conocimientos. No es mala idea saber algo de cultura general o tendencias muy frecuentes en las redes sociales. Muchos de esos temas serán de ayuda en el momento menos esperado. Por ejemplo: a Steve Jobs le sirvió mucho para su producto tecnológico, el cual ha sido muy exitoso, saber de caligrafía para poder crear nuevos estilos de tipografías y dar a conocer al mundo un producto 100% innovador.
  1. Hay que tomar las cosas con calma, las buenas cosas de la vida toman tiempo y más cuando de invertir dinero se trata en cualquier idea de emprendimiento. En la actualidad todo avanza a diez mil por hora y por este trajín, se dejan pasar pequeños detalles que solo podemos evitar si se avanza paso a paso. Esto será de mucha ayuda ya que así se podrá tener claro cómo avanza el proyecto. Tener claro cómo avanza el proyecto será clave para que el subconsciente divague efectivamente.
  1. Hay que escuchar atentamente. Puede que la ideas de los demás ayuden a dilucidar cuales son los factores que se deben tener en cuenta para desarrollar un producto innovador. Por ejemplo: la línea de producción que tanto hizo famoso a Ford, fue inspirada después de visitar un proceso parecido que se estaba realizando en una carnicería. Esto no significa que están robando ideas, al contrario, lo que estás haciendo es partir desde una base para desarrollar un producto mejor, lo cual es legal.

Finalmente hay si como dijo el genio Albert Einstein, si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

Juan-Gabriel-Garcia-Bilbao Nombre
Profesion
Resumen
Más-articulos Especializacion logo-twitter logo-linkedin logo_facebook

Dejar una respuesta

dos × 4 =