Emprender, un proceso difícil pero no imposible.

Emprender, un proceso difícil pero no imposible.

Arriesgarse a emprender es tan difícil. Saltas esperando encontrar un colchón el cual amortigüe la caída, pero nadie te prepara para la cruda verdad. Y es que no es así, en ocasiones la fría y dolorosa realidad te recibirá y no tendrá piedad de ti, no habrá Maestrías, Doctorados o MBA que te ayuden. Las circunstancias no diferencian entre quién es bueno o malo, ellas son neutrales y puras. Además, tendrás que enfrentarlas haciendo uso de todas tus capacidades cognitivas y potencial de improvisación.

Pero ello no significa que arriesgarse sea una mala decisión, por el contrario, emprender es algo positivo y nuevo para cualquier persona. Este será un camino difícil pero no imposible, habrá preocupaciones, malos ratos pero también, momentos llenos de satisfacción. Por esto, hay que usar todas energías,  positivas o negativas, como herramientas para afrontar los retos. Recuerda que  el marinero usa los vientos fuertes en contra para empujar la embarcación y así llegar a un puerto seguro.

Hay algo que debes tener muy en cuenta: no debes embarcarte en una sola idea de emprendimiento porque el riesgo al fracaso es muy alto. Sin embargo atrévete a romper con la estructura y participa en varios proyectos que pueden ser útiles y claves para aprender de los errores presentados. Recuerda dar 100% de tu tiempo y mantener la voluntad será lo único que te mantendrá a flote y con ganas de seguir adelante. Quien no se adapta pierde.

Durante este proceso habrá días duros y los golpes que recibirás serán fuertes. Todos los días no son soleados pero tampoco grises. Vencer el miedo es un objetivo importante y se verá reflejado el día que tu idea de emprendimiento sea 100% exitosa. Emprender es un camino que te ayudará a identificar cuáles son las fortalezas  y sobre todo, aquellas que más te benefician. De esta manera,  verás que cada vez es más fácil, observarás que avanzar es mucho más sencillo.

Además, aprenderás a identificar cuáles son las señales de alerta que más debes tener en cuenta, a leer los momentos de oportunidad que la vida misma te da, y con base en estas, podrás tomar las mejores decisiones. No habrá camino bueno ni malo, solo hay un camino y es el que tú construyes con la ayuda de las decisiones y el aprendizaje continuo, ya que el factor más importante de emprender es el autoaprendizaje.

De igual forma, tener personal que depende de ti es una carga muy pesada que aprenderás a lidiar con el tiempo, porque lo más importante de los proyectos, sea cual sea su objetivo, es el equipo emprendedor. Si no cuentas con un buen equipo jamás podrás cumplir tu sueño.

Para finalizar, no hay mayor felicidad personal que levantarte cada mañana y ver que tus sueños se están haciendo realidad, ver hacia atrás y evidenciar que estás donde estás gracias a tu esfuerzo y tenacidad, este tipo de sensaciones no tiene precio, son incalculables y lo mejor de todo, es que son solo tuyas. Recuerda que tú mismo eres el principal precursor o detractor de tus sueños e ideales. Ahí sí como diría lucho, “La vida se la da uno mismo”.

Juan-Gabriel-Garcia-Bilbao Nombre
Profesion
Resumen
Más-articulos Especializacion logo-twitter logo-linkedin logo_facebook

 

Dejar una respuesta

dieciseis − 3 =