J.P. Morgan les dice ‘relájense’ a los adictos al trabajo en su...

J.P. Morgan les dice ‘relájense’ a los adictos al trabajo en su banco de inversión

El director de banca global de J.P. Morgan, Carlos Hernandez (der.) junto al presidente ejecutivo del banco Jamie Dimon. PHOTO: LUCAS JACKSON/ZUMA PRESS

J.P. Morgan Chase & Co. está dando sus banqueros de inversión una orden inusual: relájense y tómense un descanso.

En enero, la firma anunció una iniciativa que anima a sus banqueros de inversión a que no trabajen los fines de semana libres, siempre y cuando no haya un acuerdo inminente que cerrar. Las nuevas reglas se aplican a todo el personal, desde los analistas a los directores generales, dijo la firma.

La iniciativa, denominada “Bajen los lápices”, es algo inusual para un poderoso ícono de Wall Street, donde las semanas de 100 horas de trabajo son consideradas por algunos como una insignia de honor y temidas por otros como un aspecto anticuado de la tarea, que conduce al agotamiento precoz del personal.

J.P. Morgan, el banco más grande del país por activos, se une así a una serie de empresas de Wall Street que han tomado medidas similares para retener a sus banqueros de menor rango y mejorar el equilibrio entre el trabajo y la vida privada.

“En última instancia, la continuidad es importante, el desarrollo de personas que entiendan la firma, que entiendan [su] cultura”, dijo Carlos Hernández, director de banca global de J.P. Morgan, en una entrevista. “No estamos poniendo la empresa patas arriba, [le estamos haciendo] mejoras…y [estamos siendo] realistas acerca de lo que esta generación quiere”.

El enfoque en las condiciones de trabajo de Wall Street, en particular entre los empleados de nivel inferior, se intensificó después de la muerte de un practicante de Bank of America Corp. en 2013. Un examen médico encontró que el agotamiento fue una posible causa de la muerte del joven. Esto contribuyó a provocar una ola de nueva normas de los principales bancos para reducir las horas de trabajo.

En noviembre, el presidente y presidente ejecutivo James Dimon pasó más de una hora respondiendo preguntas de analistas e inversionistas asociados e un “evento de reconocimiento” organizado por J.P. Morgan.

Hernández dijo que la política está diseñada para que la gente se vaya de la oficina a su casa, o donde sea que elija para relajarse.

La empresa no está imponiendo pautas respecto a la frecuencia con la que los empleados deberían revisar sus teléfonos inteligentes, pero la expectativa es que la mayoría de los fines de semana estén libres de las obligaciones de trabajo que requieren mucho tiempo—a menos que se esté concretando un acuerdo, algo que sucede a menudo ocurre los fines de semana.

Hernández también anunció que el banco está lanzando un programa de ascensos acelerados en todas las oficinas globales que antes sólo estaba disponible para ciertos lugares de América del Norte.

El programa acelera los ascensos para los empleados con mejor desempeño, sin importar su posición, lo que reduce el tiempo que le toma a un analista, el rango más bajo en el banco, a ascender al puesto de director gerente.

Una progresión típica de un banquero de inversión J.P. Morgan inicia con tres años como analista, seguido de 3 años y medio como asociado, otros tres años como vicepresidente y tres años como director ejecutivo antes de alcanzar el título de director gerente. Los empleados que reciben una calificación “E” (por “excede las expectativas”), pueden reducir hasta un año en cada posición.

Hernández, que ha trabajado en diferentes grupos en todo el mundo para el banco, también discutió una iniciativa llamada “Team Connect” (algo así como Conectándose en equipo) que impulsa el programa de aprendizaje del banco y añade más eventos conjuntos para analistas y directores generales en un esfuerzo por hacer que los banqueros jóvenes se sientan más incluidos.

“Todas estas cosas realmente están haciendo que la gente en general, pero sobre todo los más jóvenes, sientan que importan”, dijo Hernández.

Hace aproximadamente dos años, J.P. Morgan añadió un “fin de semana protegido” en la que los empleados pueden indicar si necesitan un fin de semana completo fuera del trabajo por una variedad de razones, desde una boda a una reunión de ex compañeros de universidad.

En 2014, Bank of America comenzó a alentar a sus empleados más jóvenes a tomar al menos cuatro días de fin de semana de descanso al mes, mientras que Morgan Stanley y Goldman Sachs Group Inc. han creado comités dedicados a problemas de relación entre el trabajo y la vida personal para sus trabajadores más jóvenes.

Una portavoz de J.P. Morgan dijo que una gran mayoría de los empleados no deberían trabajar los fines de semana.

La esperanza es que se reduzca así el tiempo de fines de semana que los empleados más jóvenes pasan en las presentaciones o eventos de comercialización que no son tan urgentes. Esto refleja los cambios que han tenido lugar en la manera de trabajar en Wall Street durante la última década, dijo Hernández.

J.P. Morgan también ha hecho esfuerzos para simplificar más los procesos de trabajo. Por ejemplo, la oficina de de bonos de alto grado del banco ahora utiliza una aplicación que automatiza los precios de los bonos y la emisión de información en lugar de requerir a los banqueros más jóvenes que obtengan los datos y llenen hojas de cálculo, dijo Hernández.

Estos cambios generales se aplican a más de 2.000 personas en el banco de inversión J.P. Morgan, de un total de 234,598 empleados de la empresa.

Sectores de la banca de inversión fueron las que tuvieron mejor desempeño dentro de la empresa el año pasado, con un salto del 43% en ingresos por asesoramiento en el cuarto trimestre en comparación con el año anterior, un aumento que lideró el auge de negocios de 2015.

Fuente:

J.P. Morgan les dice ‘relájense’ a los adictos al trabajo en su banco de inversión

http://lat.wsj.com

Dejar una respuesta

11 − 5 =